Ir al contenido principal

UNA EXPOSICIÓN A RECORDAR, SALAMANCA 1984


Vista de la exposición con la catedral al fondo.
     La tarde del viernes 19 de octubre de 1984 Ángel Mateos inauguró su exposición más sonada y polémica: sus esculturas en el cauce del Tormes a su paso por Salamanca, en el tramo anterior al puente Enrique Esteban.

   Fue su exposición más sonada por lo impactante de la propuesta: Mateos pretendía una intervención artística con sus esculturas en el río, fuera de las salas de exposición y museos, donde "la diafanidad" de su superficie pudiera dar una nueva perspectiva a sus esculturas. También fue la exposición más polémica, pues el alcance mediático que concitaba, al ocupar un espacio público tan emblemático, con la vista de nuestra monumental Salamanca al fondo desde orilla opuesta, hizo de ella una exposición ampliamente comentada y con repercusión en el ámbito nacional. Aunque claro, fue en este ámbito cateto-provincial donde la polémica no faltó, pues una parte de salmantinos aducían una intervención poco respetuosa con el entorno monumental de la capital.
Vista desde el puente, cuando el cauce todavía estaba limpio de islas en este tramo.




Colaboración del Cuartel de Ingenieros de 


    De cualquier forma, fue una de las exposiciones más importantes de Ángel Mateos, tanto por la envergadura de las obras -su tamaño oscilaba entre los 3 y los 13 metros cúbicos-, como por su complejidad técnica -las obras se realizaron en chapa de hierro para hacerlas flotantes, lo que supuso estudiar un sistema de nivelación de las mismas además de la colaboración del cuartel de ingenieros de Salamanca para su emplazamiento-, como también por el coste económico que supuso -y que, como siempre el autor costeó de forma personal-.  



Imagen nocturna de la muestra.
Los críticos Francésc Miralles, y J. L. Castro-Arines,
Jesús Málaga, Ángel Mateos y Miguel Ferrer
     El día de la inauguración fue un típico día de mediados de octubre, cuando el "fresco" al anochecer ya se hace notar, pues fue al finalizar la tarde cuando, en la orilla opuesta se realizó el acto de inauguración, aprovechando esta hora para ofrecer la mágica vista de las obras iluminadas. Y es que en medio de la oscuridad de la noche, aquellas esculturas, "posadas" en el agua -como le gustaba decir al autor- destacaban como alegres notas de color delante del ocre de la piedra de Villamayor salmantina.  



     Corrían los años 80, cuando en nuestra Salamanca era alcalde Jesús Málaga, y muchos fueron los salmantinos que acudieron a la inauguración, además de amigos, gente del arte y los críticos que el autor convocaba en sus exposiciones; cuando todavía éstas eran actos relevantes y la expectación cabía en una sociedad adolescente cultural y democráticamente, y cuando Ángel Mateos todavía creía en que el Arte y la Democracia iban de la mano y traerían la cultura a un pueblo al que cuarenta años de dictadura se la habían escatimado. 


       En definitiva, eran los tiempos cuando Ángel Mateos todavía estaba ilusionado con el arte y tenía la certeza de estar realizando algo importante que merecía ser recordado y... recogido en un vídeo, este que os mostramos :



Video editado por Ángel Mateos y realizado por Hiparco Videogramas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Os dejamos un nuevo vídeo de promoción del museo que hemos realizado. El texto empleado es de Francisco Javier de la Plaza Santiago, catedrático de arte en la universidad de Valladolid, crítico de arte y amigo personal de Ángel Mateos.
Esperamos que os guste:

EL TEMPLO DEL HORMIGÓN DE ÁNGEL MATEOS

EL MUSEO DE ÁNGEL MATEOS EN CONCRETO. LA EDIFICACIÓN.

Cuando uno pasa por Doñinos de Salamanca, atravesándolo y en mitad del pueblo, una extraña edificación llama poderosamente la atención de las miradas inquietas: aislada en medio de su parcela una construcción enteramente de hormigón armado. Aparentemente no es una vivienda, pues no se aprecian puertas ni ventanas…, más bien parece un búnker, o quizás, el capricho de un excéntrico personaje. Sorprende su estatismo, su quietud… su silencio. Es el Museo del Hormigón Ángel Mateos: el insólito museo de escultura en hormigón que el escultor, Ángel Mateos, levantó en esta localidad salmantina; su refugio, su bunker, su sueño.

Sigue leyendo: El Museo De Ángel Mateos
Leer más publicaciones en Calaméo

DONACIÓN DEL MHAM

Ayer jueves 3 de julio Ángel Manuel Mateos, director del MHAM, hizo una entrega de libros a Manuel Ambrosio Sánchez, alcalde de Morille, para los fondos de la Biblioteca Municipal de la localidad. Pasan pues a engrosar la sección de Arte de la biblioteca ubicada en el CEVMO, flamante edificio multifuncional de Morille.

En concreto fueron tres los libros entregados: "Ángel Mateos, 1958-1988", editado por el propio escultor y que recoge toda su producción artística, editado con motivo de la inauguración del Museo del Hormigón; otro de los libros fue el dedicado al artista editado por Mª. Teresa Ortega Coca -profesora de arte en la Universidad de Valladolid y miembro de la Asociación Internacional de Arte- y que forma parte de su serie Escultores Españoles editado por la Diputación de Valladolid; y el tercero fue un ejemplar de los Premios Castilla y León, editado por la Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León en 2008, año en el que Ángel Mateos recibió el Premio de l…